Asalariados deben declarar cuentas por cobrar por prestaciones que les adeude su empleador

La Dian ratifica que las cuentas por cobrar por prestaciones sociales adeudadas por el empleador deben ser declaradas por los asalariados.

Esto aplica sin importar si el empleador entrega o no el formato 1009 de exógena con el detalle de sus pasivos laborales a diciembre 31.

Conoce más en este artículo.

El pasado 17 de septiembre de 2021 la Dian expidió su Concepto 117 (910054) para confirmar que los asalariados deben incluir en su patrimonio bruto fiscal a diciembre 31 los mismos valores por salarios y prestaciones sociales que sus empleadores les estén adeudando a esa fecha, norma con la cual se ratifica lo que manifestamos en nuestro portal en julio de 2021: Cuentas por cobrar por prestaciones sociales a diciembre de 2020: asalariados deben declararlas.

En efecto, los asalariados y cualquier otra persona natural no obligada a llevar contabilidad siempre deben incluir en su patrimonio bruto fiscal el valor de todas las cuentas por cobrar que posean a diciembre 31, incluso las relacionadas con ingresos que aún no han recibido, pues así lo exige la norma del artículo 261 del Estatuto Tributario –ET– (el cual exige declarar todos los bienes y derechos apreciables en dinero).

Además, aunque solo declaren la cuenta por cobrar a diciembre 31, pero sin declarar el ingreso (pues el ingreso solo lo declararán cuando lo hayan recibido efectivamente; ver artículo 27 del ET), la Dian no podría liquidarles ningún tipo de “renta líquida por incremento patrimonial no justificado” (ver artículos 236 y siguientes del ET), pues en un caso como ese el incremento en el patrimonio líquido sería algo fácil de sustentar (simplemente se diría que el artículo 261 del ET exige declarar todo tipo de cuenta por cobrar sin importar si el ingreso se ha recibido o no).

  • Importancia de declarar cuentas por cobrar que se le adeudan al asalariado

La importancia de que los asalariados y las demás personas naturales no obligadas a llevar contabilidad siempre incluyan en su patrimonio bruto a diciembre 31 el valor de todas las cuentas por cobrar radica en que solo así podrán determinar si dicho patrimonio bruto excede o no el tope de 4.500 UVT (que serían, por ejemplo, unos $163.386.000 al cierre de 2021), y con ello decidir si deben presentar o no su declaración de renta del régimen ordinario (ver artículo 592 del ET y el artículo 1.6.1.13.2.7 del DUT 1625 de 2016 luego de ser sustituido con el Decreto 1778 de diciembre 20 de 2021).

  • Conclusiones de la Dian

Todo lo anterior se confirma al leer las conclusiones que la Dian plasmó en su Concepto 117 (910054) de septiembre de 2021, en el cual se lee:

i) Los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios deben incluir dentro de su patrimonio bruto, poseído a 31 de diciembre del respectivo año gravable, las acreencias a su favor – las cuales pueden comprender créditos laborales en el caso de las personas naturales – al tratarse de derechos apreciables en dinero y de los que se espera obtener un aprovechamiento económico (obtención de una renta).

ii) El valor de dichas acreencias, por regla general, corresponde al valor nominal.

iii) La importancia de lo anterior radica en la determinación de la obligación formal de presentar la declaración de renta y complementarios del respectivo año gravable, ya que uno de los factores considerados para el efecto es el monto del patrimonio bruto. En este sentido, una inadecuada determinación de este factor puede conllevar a infracciones tributarias tales como la omisión en la presentación de la declaración (cfr. artículo 643 del Estatuto Tributario) o inexactitud (cfr. artículos 647 y 648 ibídem).

iv) La obligación a cargo de cada contribuyente de informar en su declaración de renta y complementarios el patrimonio bruto poseído a 31 de diciembre del respectivo año, incluyendo – entre otras cosas – las acreencias a su favor, es independiente del hecho que los respectivos deudores reporten dichos créditos en la información exógena exigida por la DIAN. Así las cosas, es preciso aclarar que se está en presencia de dos obligaciones tributarias formales completamente diferentes, cuya exigibilidad de una no depende del cumplimiento de la otra.

v) Como se indicó, el valor del crédito por regla general es el valor nominal y, en principio, debe coincidir con el saldo del pasivo reportado por el obligado (deudor) de acuerdo con el contenido y las características técnicas de la información exógena, salvo ciertos casos particulares.

  • Deben incluirse las cuentas por cobrar incluso si el empleador no debe reportar información exógena

Como lo menciona la Dian, los asalariados siempre deben incluir en su patrimonio bruto las cuentas por cobrar por los valores que les adeuden sus empleadores, sin importar si tales empleadores estuvieron o no obligados a entregar la información exógena de sus propios pasivos laborales a diciembre 31 usando el formato 1009 que se solicita cada año (recuérdese que no todos los empleadores entregan información exógena, sino solo aquellos a los que les aplique lo indicado en el artículo 1 de la resolución que anualmente solicita dicha información; ver, por ejemplo, el artículo 1 de la Resolución 000098 de octubre de 2020 que solicitó la información del año gravable 2021).

Además, en años anteriores, cuando la Dian liberaba en su portal el archivo de Excel con la “consulta de datos para declaración de renta de personas naturales” (el cual siempre se libera en julio de cada año luego de que la mayoría de los reportantes entreguen sus reportes anuales de información exógena), lo que sucedía es que la Dian no les dejaba conocer a las personas naturales el valor de los pasivos laborales reportados por los empleadores y que para dichas personas se convierten en “cuentas por cobrar”.

Fue en el archivo de “consulta de datos” con la información reportada por el año gravable 2020 (el cual se liberó en julio de 2021) cuando la Dian empezó a incluir dicha información.

Así mismo, en el proyecto de resolución publicado el 20 de enero de 2022, con el cual se anunciaba lo que sería inicialmente el contenido del formulario 220 para certificar rentas de trabajo del año gravable 2021, la Dian contemplaba que en la casilla 55 de dicho formulario los empleadores debían empezar a certificar el saldo de los pasivos laborales que tuvieran a diciembre 31 con el asalariado.

Sin embargo, en la Resolución 000029 de marzo 2 de 2022, cuando se definió la estructura final del mencionado formulario 220 para el año gravable 2021, la Dian no incluyó dicha casilla.

Información tomada de Actualícese.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *